Cómo hacer un disfraz de Betty Boop

Betty Boop, la primera caricatura femenina, llegó a las pantallas en la década de los 30s. Cada mujer tiene una pequeña Betty Boop en su interior y los disfraces son una magnífica forma de hacerla emerger. Simplemente hay que seguir las siguientes instrucciones para realizar el propio.

En cualquier tienda de segunda mano se puede conseguir algún vestido negro o rojo. El vestido clásico al estilo Betty Boop tiene un corte alto, no tiene tirantes y se entalla muy bien al cuerpo. También hay que buscar un par de zapatillas de tacón con las cuales combine el vestido.

Posteriormente hay que comprar o pedir prestado un par de medias de red de color negro preferentemente al estilo antiguo, de ésas que requieren el uso de un pequeño liguero. En alguna de estas mismas tiendas de segunda mano puede encontrarse uno de esos ligueros muy característicos del personaje, el color debe ser negro.

En alguna tienda de disfraces hay que conseguir un collar barato y un par de brazaletes para colocárselos en ambas muñecas y además un par de aretes con forma de aro suficientemente grandes.

Ahora, en alguna tienda de cosméticos hay que conseguir un par de pestañas postizas que no sean muy caras y mientras más largas y negras sean, mejor. Agregando un poco de delineador negro, los ojos de Betty Boop están listos.

Con un champú de tinta temporal, hay que pintarse el cabello completamente negro. Y mientras el cabello esté húmedo, hay que aplicar un poco de gel para el cabello y moldear esos copetes y flequillos característicos del personaje.

En los labios hay que ponerse un labial rojo brillante y aplicar rubor a las mejillas suficientemente rojo y formando un círculo.

Y finalmente, en el busto es preferible colocarse un sostenedor que eleve la apariencia de los senos y haga parecer la silueta de Betty Boop.

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Disfraces
Ultima modificación: 04/26/2013