Cómo hacer un disfraz de Bob Esponja

El disfraz de Bob Esponja es sin duda uno de los más divertidos y novedosos para los niños que existe, con un disfraz de Bob el niño se sentirá muy cómodo ya que es un personaje totalmente de moda y bien conocido por él. Para realizarlo solamente tenemos que descargar una imagen de Bob Esponja y así tener claro la forma que tiene, entonces cogemos un total de cuatro trozos grandes de tela amarilla, si la encontrásemos con la textura (como si de una esponja se tratara) que tiene el personaje sería mucho mejor. Una vez conseguidos estos cuatro trozos de tela los coseremos de dos en dos y los rellenaremos de espuma, queda a nuestra decisión si la cabeza del niño, o adulto, queda por debajo o por encima del propio disfraz, y de esto dependerá la forma que le demos a nuestros dos nuevos cojines de espuma, ya que podríamos querer que uno tuviera un agujero.

En cuanto hayamos hecho esto debemos coser una capa a la otra, y ya podremos meternos dentro, lógicamente después de haber colocado un hueco para la cabeza y para los brazos.

Los brazos por su parte pueden hacerse también con tela y espuma, y ser colocados por fuera del disfraz, lo que evitaría que tuviéramos que decorar los nuestros propios. Un gran detalle de Bob Esponja es su enorme y puntiaguda nariz, que podremos hacer con un trozo de la tela que hemos utilizado para el propio disfraz, que rellenaremos también de espuma después de haberlo cosido adecuadamente.

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Disfraces
Ultima modificación: 11/27/2012