Cómo hacer un disfraz de centauro

Personaje de la mitología clásica, mitad hombre y mitad caballo. En numerosas películas y obras de arte se ha plasmado con distinto aspecto la fisonomía de este ser de naturaleza asombrosa. Tal vez pueda ser una buena inspiración para acudir a cualquier fiesta temática o celebración.

¿Sólo o en pareja? Quizás sea ésta la primera pregunta que debas formularte si decides disfrazarte de centauro.Lamentablemente, uno de los dos miembros del equipo se llevará la peor parte del disfraz, porque pasar toda la noche imitando los cuartos traseros de un caballo no resulta demasiado apetecible salvo que te ofrezcan una buena compensación…

De todas formas, podemos fabricar un disfraz para una única persona, aunque puede que las patas traseras no gocen de tanta vida como las delanteras. Para ello necesitaremos alambre, gomaespuma, tela de color tostado o negra, varias pelucas para realizar la cola y recubrir las pezuñas, hilo y utensilios de costura, pegamento.

En primer lugar, debemos configurar con el alambre la estructura que configure los cuartos traseros del caballo. Podemos usar un cilindro para el cuerpo y le uniremos dos patas sencillas de una altura similar a la de nuestras piernas. Cuando lo tengamos bien anudado, recubrimos y rellenamos la estructura con gomaespuma. El acabado se realiza cubriendo con tela todo, que podemos coser o pegar. Con las pelucas realizaremos varias tiras para hacer la cola y recubrir las pezuñas. Para unir las patas traseras a nuestro cuerpo, uniremos la estructura de alambre a un cinturón que llevaremos en los pantalones de color similar a la tela empleada. Llevaremos zapatos negros y el torso desnudo o con una camiseta que simule desnudez.

 

 

 

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Disfraces
Ultima modificación: 12/21/2012