Cómo hacer un disfraz de esmeralda

La bella gitana de ojos verdes y melena negra, protagonista de la película de Disney “El jorobado de Notre Dame”, sirve como inspiración para varios tipos de disfraz recreados a partir del estilismo usado por los dibujantes.

Hay varias posibilidades a la hora de realizarlo, contando con variaciones más o menos atrevidas y provocativas. Los elementos fundamentales son: un pañuelo de seda brillante de color rosa para cubrir el cabello a modo de diadema ancha. Una diadema realizada con cadena de la que cuelgan monedas doradas aportará un toque étnico, aunque podemos recurrir a un pañuelo para la danza del vientre si no encontramos nada similar.

Una blusa con escote de barco, a ser posible con cuerdas para anudarla y manga larga de color blanco es la prenda ideal para recrear la vestimenta de Esmeralda. El largo de manga queda a nuestra elección, pero es recomendable que forme un poco de bolsa o plisados que recuerdan la vestimenta de siglos pasados.

Un fajín o corpiño de color verde o rosa realzará nuestra figura y encaja perfectamente con el atuendo empleado. Debemos usar una falda de tela brillante púrpura, sobre la que anudaremos un pequeño delantal de terciopelo morado. En los bajos de la falda podemos coser unas puntillas si no queremos ponernos un can-can que le proporcione mayor cuerpo y vuelo a la falda. Por el contrario, si usamos una minifalda con volantes, le daremos un extra de picante a nuestro disfraz. Una pandereta puede ser un complemento ideal para recrear al personaje.

 

 

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Disfraces
Ultima modificación: 12/21/2012