Cómo hacer un disfraz de jorobado de notre dame

El pequeño Quasimodo fua abandonado y creció en la catedral parisina apartado de la sociedad. Su aspecto grotesco sólo le permitió alcanzar el oficio de campanero, pero ganó el corazón de todos nosotros por su bondad y lealtad.

Si crees interesante explorar el personaje deforme y disfrazarte como él, podrás comprobar que con tres piezas básicas de vestir solucionaremos el atuendo principal: pantalones de color marrón, camisa blanca y sobre camisa o chaleco de color verde. Estas prendas podemos coserlas nosotros mismos si somos mañosos o recuperar de nuestros armarios alguna que encaje con la ambientación histórica del personaje. Una camisa con el cuello anudado en lugar de botones resulta muy apropiada. En este sentido, debemos recordar la baja extracción social de Quasimodo, por lo que podemos acondicionar las prendas al estilismo haciendo algunos jirones en mangas, cuellos y bajos, o manchándolas con tierra o cenizas. Como calzado podemos optar por unas botas o botines, aunque podríamos perfectamente ir descalzos si la ubicación del festejo es en un espacio de interior.

Otro elemento fundamental es la joroba del personaje, que podemos recrear cosiendo una bolsa de tela que rellenaremos para conseguir la prominencia en la espalda. La podemos fijar cosiéndola a la ropa o mediante un cinturón elástico.

Es muy importante también que adoptemos un peinado desaliñado y nos maquillemos la cara simulando alguna deformidad en los ojos, con cejas prominentes, nariz más ancha de lo habitual y verrugas. Estos defectos podemos simularlos con una pasta de papel higiénico encolado o con látex líquido y papel higiénico.

 

 

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Disfraces
Ultima modificación: 12/21/2012