Cómo hacer un disfraz de marioneta

Un disfraz de marioneta es una buena forma de volver a usar los disfraces viejos ya que no requieren cocerse. Cualquier personaje puede transformarse en una marioneta. Por ejemplo, si por ahí anda guardado un disfraz de rey se puede hacer la marioneta de un rey o si se tiene un disfraz de oso puede convertirse en una marioneta de oso. La marioneta más tradicional es un disfraz tradicional europeo; es decir, una niña usaría un vestido corto, un delantal y unas trenzas, y un niño usaría unos pantaloncillos, una playera de cuello V y tirantes hechos de cinta bordada.

  1. Para comenzar con el disfraz hay que perforar dos hoyos en dos varas de madera que estén colocados a una pulgada de cada extremo de éstas y uno más en el centro de ambas. El diámetro de los hoyos debe ser un poco mayor que el diámetro de un cordón que se usará posteriormente para pasarse por esos hoyos. Hay que atar el extremo de un cordón de 24 pulgadas de largo y pasarlo por los hoyos centrales de ambas varas. Hay que atar otro nudo en el otro extremo de ambas para para sostenerlas.
  1. Hay que cortar cuatro piezas de 30 pulgadas de cordón y pasarlas a través de los otros hoyos, atando un nudo en ambos extremos de estos cordones. Éstos serán los travesaños de la marioneta. Puede ser que se necesite pegamento para unir las barras de madera en un ángulo recto.
  1. Ahora hay que agregar pecas y chapas rosas a la cara con un delineador de ojos y un rubor. Hay que dibujar bisagras y pasadores en los codos y en las rodillas, que pueden hacerse dibujando una curva alrededor de la parte superior y un punto grande en cada lado de las coyunturas.
  1. Ahora hay que utilizar vendajes redondos para pegar los extremos anudados de las cuerdas más largas de la marioneta a los hombros y las rodillas.
  1. Finalmente hay que unir la cuerda central a la espalda o a la cabeza con un pasador para el cabello.

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Disfraces
Ultima modificación: 04/26/2013