Cómo hacer un sombrero de peregrino

El sombrero de peregerino es uno de los elementos más característicos de la decoración hogareña para preparar el día de Acción de Gracias. El modelo original corresponde a un sombrero negro con una anilla alrededor de la base.

Veamos a continuación cómo podemos realizarlo con papel para que lo luzcan los niños de la casa.

Para confeccionar nuestro sombrero, tenemos que conseguir papel de aluminio, pegamento, un plato de cartón grande, cinta o papel crepé de color gris o negro, pintura negra y papeles de color negro de 10 x 13 cm.

En primer lugar, realizaremos el ala del sombrero con el plato de papel. Para ello, cortamos un círculo en la zona central, dejando como mínimo cinco centímetros desde el borde. Pintamos de color negro la base del sombrero.

Una vez seco, enrollamos el papel negro de forma que adquiera forma de cono. La base del cono debe adaptarse al diámetro del agujero que hemos hecho en el plato. Debemos unirlo con cinta, pegamento o grapas. Ahora cortamos un trozo de papel para cerrar la parte superior del sombrero y la pegamos.

Para que el sombrero tenga un aspecto cercano al modelo, nos falta poner la cinta gris cerca de la base del cono, donde debemos fijarla con pegamento. La anilla podemos realizarla con papel de aluminio, recortando un trozo rectangular que plegaremos por la mitad y donde recortaremos uno de menores dimensiones. Al desplegarlo, lo fijamos con pegamento sobre la cinta gris con cuidado para no arrugarlo. El mejor lugar para ponerla es el centro de la parte delantera.

Ya tenemos terminado el sombrero, que tras dejarlo secar, se convertirá en la estrella de nuestra mesa junto al pavo. Otra idea o sugerencia es que podemos hacer sombreros pequeñitos siguiendo este modelo para ponérselo al asado antes de sacarlo a la mesa.

 

 

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Disfraces
Ultima modificación: 03/01/2013