Cómo hacer una bata de la Muerte

Se acerca Halloween y queremos tener un traje terrorífico, original, sencillo y barato, ya que nos hemos cansados de ir siempre iguales, y no hay nada que nos dé más miedo en este mundo que la Muerte. Efectivamente, es un traje muy sencillo, cómodo y con el que no pasaremos frío.

Para su elaboración, lo único que necesita trabajo es la bata, para lo que simplemente necesitamos tela negra, una máquina de coser, hilo negro, y una persona que sepa coser, pues por debajo, como no se verá nada, podremos ponernos la ropa que queramos, preferiblemente ropa cómoda y calentita si se piensa salir a la calle.

En primer lugar, hay que medirse de alto, los brazos, la cintura, los hombros, todas las partes de la bata que requieran costura. A la hora de comprar la tela, siempre compraremos más de las medidas que hayamos tomado, para que sea más ancha y para que no nos falte. La tela tiene que ser negra, preferentemente de raso, que es suave y blandita y da un toque más terrorífico. Compra tela también para hacer una gran capucha.

Después, habrá que hacer los patrones. Con las medidas tomadas, se dibuja en papel de seda con un lápiz que, posteriormente, se recortarán, se pasarán a la tela. Una vez los patrones queden bien dibujados en la tela, ésta se recorta (hay que dejar un poco más de medida para las costuras que luego se les dará la vuelta), y se cose, de manera que vaya quedando la forma. El bordado debe quedar por la parte que no es de raso, porque una vez terminado, se le dará la vuelta para que éstas queden por dentro. Y así, hacemos lo mismo con la capucha.

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Disfraces
Ultima modificación: 04/15/2013