Cómo hacer una escoba de bruja

Este instrumento es típico de disfraces de carnaval o halloween, ideal para complementar uno de bruja o similar, y muy fácil de hacer manualmente y con materiales fáciles de adquirir.

Podemos elaborar nuestra propia escoba artesanal de manera sencilla.

Los materiales que necesitaremos para hacer la escoba son: una caña gruesa (u otro objeto que pueda servir de palo de escoba: tubo de pvc, un palo de escoba antiguo o una rama) y cañas más finas, tijeras, pegamento y gomas de plástico o cualquier otro material que sirva para sujetar la parte de abajo de la escoba.

Para el palo de la escoba, la caña deberá ser más o menos 1 metro de larga, aunque siempre podemos ajustar la longitud cortando a nuestro gusto la caña. En caso de que nos hayamos decantado por un palo de escoba de madera, se podría lijar un poco para evitar que alguna astilla pudiera clavarse en las manos. Para las cerdas, cortaremos en tiras verticales las cañas más pequeñas y las iremos pegando a un extremo del palo con pegamento fuerte, después apretaremos las cerdas con un par de gomas a su alrededor. De esta manera nos quedará más uniforme y resistirá más tiempo sin romperse. Por último, si queremos que nuestra escoba quede un poco más original, podemos añadirle, con rotuladores permanentes o esmalte de uñas, detalles en negro para dar aspecto de macabro o en gama de marrones para dar sensación de antiguo o estropeado. Siguiendo estos pasos tendremos una escoba de bruja casera y con un coste casi nulo.

 

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Disfraces
Ultima modificación: 04/12/2013