Espeluznantes dulces de Halloween hechos en casa

Para unas celebraciones y fiestas de Halloween geniales, no solo basta con unos disfraces resultones que asusten a todo el mundo o que nos sirvan para gastar buenas bromas, no podemos olvidar el famoso truco o trato. Es una tradición que consiste en ir por las casas pidiendo dulces y caramelos a los vecinos y que se ha perpetuado en las fiestas de América del Norte. Para ello hay que estar preparados ya que si no soltamos nuestra parte de dulces a los niños que toquen a nuestra puerta, pueden hacernos un destrozo importante que nos podemos ahorrar simplemente cocinando unos minutos.

Son muy famosas las galletas con formas terroríficas como murciélagos o dentaduras vampíricas, así como arañas y gusanos. Todo ello es muy sencillo ya que solamente precisamos de un molde con esa forma y se encuentra en cualquier tienda de ultramarinos de cualquier pueblo. En caso que no lo encontráramos, podemos crear nuestros moldes propios con un poco de alambre y buen tino a la hora de darle forma o recortando un papel con esta forma y luego recortando la masa usando como plantilla el papel antes recortado.

Otro tipo de dulce que puede ser muy llamativo son magdalenas rellenas de mermelada de frambuesa, haciendo las veces de sangre. Al darles un mordisco aparecerá la mermelada y nos dará la sensación de estar mordiendo una parte de un cuerpo humano que chorrea roja sangre por nuestros labios. En definitiva, todo se trata de hacer felices a los más pequeños.

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Disfraces
Ultima modificación: 04/29/2013