Trajes hechos en casa de terror

Si eres un poco mañoso y no te gusta ir disfrazado como el resto de la gente, tal vez sea una buena opción que te decidas a realizar tú mismo el disfraz de halloween este año. De esa forma es probable que no coincidas con nadie e incluso, puedas ver una versión diferente del tema que escojas.

Algunos de los temas clásicos son de fácil ejecución casera: vampiro, momia, zombie, ángel, demonio… Partimos de prendas usadas, sin necesidad de comprar nada, por lo que invertimos en diversión. Con un poco de maquillaje, cartón, cola y pintura, podemos realizar la mayoría de elementos que definen los disfraces.

Algunos disfraces más originales a partir de elementos reciclados o baratos pueden ser el de gárgola, de toro bravo, de medusa, de hortaliza..

Los personajes de sagas de superhéroes y supervillanos son también fáciles de recrear, imitando con telas las vestimentas y centrando nuestro esfuerza creativo en los elementos que definen al personaje, como las armas o las máscaras. Batman, Hellboy, Ghost Rider, Enigma, Lara Croft, Alice Abernathy y un sinfín de personajes de ficción permiten recuperar elementos caseros y ropa que no usamos frecuentemente.

Otros personajes imaginarios encajan perfectamente en la temática de Halloween, como el disfraz de Jack Skellington, Oogie boogie, la novia cadáver, el grinch, Willie Wonka, los personajes de la trilogía El Señor de los Anillos… Consigue una fotografía del modelo original y a partir de ella define lo que necesitas. Si no lo tienes en casa, puedes comprarlo o hacerlo tú mismo. Prepara con tiempo el disfraz y no improvises demasiado. De esta forma, conseguirás un mejor resultado.

 

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Disfraces
Ultima modificación: 12/21/2012