Cómo enfriar cervezas sin nevera

Si nos encontramos disfrutando de unas vacaciones en una zona en la que no tengamos acceso a una nevera como puede ser la playa o un camping puede que nos entren ganas de disfrutar de una cerveza bien fría. Si pensabas que no podrías te enseñamos un par de métodos para que puedas disfrutar de tu cerveza helada.

Para el primer método necesitaremos tan sólo sal, agua, hielo y las cervezas. En un recipiente colocaremos el agua, la sal y el hielo junto con las cervezas. El agua, el hielo y la sal al juntarse hacen que los hielos se descongelen rápidamente sin provocar que el agua se llegue a calentar y manteniéndose en un estado de baja temperatura por lo que en unos 3 o 4 minutos tendremos listas las cervezas sin necesidad de tener que esperar unos 30 o 40 minutos que es lo que se tardaría en una nevera.

Otra forma de enfriar cervezas sin nevera si no poseemos sal es hacerlo directamente con hielo y agua. Este método tardará un par de minutos más que el anterior. El motivo de agregar agua a la hora de enfriar es que la superficie que entra en contacto con el hielo sea mayor y no se reduzca solamente a la zona que entraría en contacto directo en caso de hacerlo solo con hielo.

Esperamos que con las dos formas que te presentamos puedas disfrutar de una cerveza bien fría en cuestión de un par de minutos porque estar disfrutando de la naturaleza no evita que no podamos disfrutar de los pequeños placeres de la vida.

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Fiestas
Ultima modificación: 08/06/2012