Cómo limpiar una rosa

¿Te han regalado una rosa? ¿quieres regalar rosas? ¿tienes un huerto de rosas? o simplemente, ¿te gustan las flores? Si alguna de estas respuestas es afirmativa este artículo te va a gustar y te va a venir muy bien. A continuación te vamos a explicar cómo limpiar una rosa para dejarla perfecta.

Ya sea para hacer un ramo, para meterla en un jarrón o para hacer cualquier cosa con ella. Lo primero que tenemos que hacer es una limpieza de su tallo. Y es que, como todos sabemos, las rosas tienen pinchos y hojas y éstas no deben entrar dentro del contacto con el agua. Así que lo que tenemos que hacer es quitarle las hojas y luego quitar los pinchos o espinos. Si no vamos a manipular la rosa no hace falta que eliminemos todos los pinchos, simplemente con quitar las hojas vale. Una vez que lo tengamos limpio damos un corto oblicuo en la parte final del tallo para que así tenga más superficie de absorción cuando lo vayamos a meter en el agua.

A continuación nos vamos a dedicar a la parte alta de la rosa, el capullo. En todas las rosas, el primer pétalo suele nacer siempre un poco más oscuro, si vemos algo de eso, lo quitamos.

Con estos pasos ya tendríamos la rosa preparada. Es un proceso sencillo pero que tenemos que tener cuidado para no dañarnos las manos y así conseguiremos una rosa perfecta y que no vayamos con ningún arañazo.

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Jardín
Ultima modificación: 07/05/2012