Cómo hacer una manta de lana para vestir a un bebé

Para las personas que saben tejer (ya sean expertos o principiantes), hacer una manta de lana para bebé puede ser bastante sencillo. Lo único que se necesita es hilo de lana (del que no tiene pelusa, para evitar que se atore en los dedos del bebé) y agujas, que pueden ser tanto de las más pequeñas como de las más grandes, dependiendo de cual te sea más cómoda.

Lo más práctico es empezar con un punto e ir aumentando uno con cada hilera para generar el borde. Una vez que alcancemos el ancho deseado, podemos comenzar a trabajar en el centro de la manta, la cual tejeremos como si se tratara de cualquier otra pieza. Para el borde se recomienda tejer en punto de arroz o santa clara.

Una vez que nuestra mantita tenga el tamaño deseado, procederemos a generar otro borde, esta vez en sentido inverso, es decir, quitando un punto a cada hilera conforme vayamos avanzando, hasta que solo nos quede un punto. Una vez que tengamos esto, cerramos.

¡Y listo! Nuestra manta esta lista para usarse.

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Moda
Ultima modificación: 06/15/2012