Cómo remendar un uniforme

El verano comienza y es hora de descansar de la escuela y olvidarte de los deberes, de los profesores y el uniforme escolar, pero antes de que escondas tu falda o pantalón  en el fondo de tu armario, asegúrate de guardarlo en buenas condiciones, puedo servirte para el próximo ciclo escolar.

Si no quieres comprar un nuevo uniforme y el que tienes está roto, no te preocupes, con hilo, aguja y unas puntadas puedes remendar tu uniforme. No te asustes, no necesitas ser una experta para renovar tu uniforme, lo puedes arreglar siguiendo unas sencillas recomendaciones.

Pasos para remendar el uniforme escolar

  1. Localiza las áreas dañadas de la tela.
  2. Busca hilo de un color parecido a la tela de tu uniforme, si lo que vas a arreglar es una costura busca un hilo del mismo color de la costura que viene de fábrica.
  3. En caso de que a tu uniforme le falte un pedazo de tela consigue un parche del color parecido a la tela. Los pantalones escolares suelen desgastarse de la entrepierna y  en el sitio de las rodillas, conviene reforzar la tela con un parche o con un pedazo de tela igual a la del pantalón.
  4. Ahora que tienes hilo y aguja revisa el dobladillo del pantalón o la falda, en las partes descosidas une con puntada recta. Es conveniente tomar un hilo largo para evitar nudos continuos en la prenda. Si la prenda te queda corta y tiene suficiente bastilla puedes descoser todo el dobladillo y hacer uno nuevo que mida un centímetro, de esta manera te quedará el uniforme a tu medida.
  5. Si el pantalón tiene la entrepierna dañada debes descoserla y haz un molde desde el tiro hasta la parte dañada. Corta un parche en tela parecida a la del pantalón, coloca este parche sobre el uniforme en la zona dañada, hilvana y cose. Remendar con un parche también sirve para reparar la zona dañada de las rodillas.
  6. Si tu uniforme tiene un desgarre pequeño puedes hilvanar las dos orillas de la tela con puntadas muy cerradas y entrecruzadas, una opción es colocar un pedazo de tela por el reverso del uniforme para reforzar las puntadas y evitar que el hilo se siga corriendo. Usa una aguja fina y una hebra de hilo larga y de color idéntico al de la tela.
  7. Por último revisa los botones, refuerza los que no estén bien cosidos. Si hace falta algún botón busca uno parecido a los de la prenda y colócalo donde haga falta.

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Moda
Ultima modificación: 07/09/2012