Manual para criar un pavo real como mascota

Los pavos reales son apreciados, más que como mascotas casi como un elemento de decoración de los jardines, por la belleza de sus plumas. Hay distintas variedades de pavos reales, cada una con un color de plumaje distinto.

El pavo real es un animal grande, su envergadura media es de metro y medio, por lo que necesitarás bastante espacio para criar pavos reales. No suele haber problemas con el clima, son animales resistentes, excepto en climas muy fríos con nieve, donde necesitarán aclimatación artificial.

Son animales longevos, viven entre veinte y treinta años. Son omnívoros, se alimentan de semillas, frutos, bayas, insectos, ranas y pequeños reptiles.

Para criar pavos reales deberás saber más sobre su reproducción. Construyen nidos en ramas bajas de árboles o en el suelo, haciendo un agujero poco profundo y tapándolo con hojas. Ponen entre tres y seis huevos por puesta, que incuban durante veintiocho días, y el macho no participa en la incubación de los huevos.

Para empollar un huevo de pavo real, puedes usar una gallina clueca o una incubadora. A partir del décimo día puedes comprobar si el huevo está fecundado al ponerlo ante una fuente de luz potente, si no tienen embrión se verá totalmente claro. Una vez que nazcan los polluelos, no es conveniente darles de comer en su primer día de vida, pues todavía tienen alimento en su estómago.

Durante las primeras semanas, los pavos deben comer principalmente pienso para pollitos. Puedes complementar su alimentación con un poco de lechuga y algún suplemento vitamínico. Cuando los pollitos tienen entre ocho y diez semanas, ya pueden comer trigo, maíz, avena u otros cereales.

 

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Naturaleza
Ultima modificación: 07/20/2012