Cómo cantan los grillos

No todos los grillos cantan. Únicamente los grillos machos lo hacen, y no lo hacen al frotar las patas una contra la otra, como lo dice el mito perpetuado principalmente por las películas donde aparecen grillos. Los grillos machos tienen venas largas que corren por la parte inferior de cada ala. La vena tiene “dientes”, muy parecidos a los de un peine. El sonido del canto es creado al pasar la punta de una de sus salas con los dientes hasta la parte inferior de la otra ala. Al hacer esto, los grillos además atrapan al viento y lo liberan para que las membranas de viento puedan actuar como cuerdas acústicas.

Los cantos son bastante agudos, un poco más altos que la nota más alta de un piano. Se puede predecir la temperatura mediante la velocidad con la que un grillo canta. Mientras más veloces sean los cantos, más caluroso es el clima de la noche. La ley de Dolbear dice que uno puede determinar la temperatura contando el número de cantos que un grillo hace en 15 segundos y sumándole 40 a ese número. Particularmente, los grillos de árbol son los que producen los resultados más cercanos para predecir la temperatura con exactitud.

Los grillos tienen una amplia historia de ser capturados como mascotas debido a su canto. En la antigua China y Japón se les consideraban de buena suerte. La gente rica en esos países frecuentemente capturaba grillos en jaulas de oro y los mantenían en sus recámaras puesto que los grillos usualmente únicamente cantan de noche.

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Animales
Ultima modificación: 11/22/2012