Cómo nadan los peces

Los esqueletos y los músculos de los peces trabajan en conjunto para permitirles nadar, junto con sus aletas y algo llamado vejiga natatoria.

La principal función del esqueleto es proporcionar el movimiento de otras partes. El esqueleto es la única parte fija de un pez. No se mueve por sí mismo pero actúa como un punto de estabilidad para otros huesos. Los otros huesos actúan como palancas que causan el movimiento del cuerpo del pez. Mientras que los huesos proporcionan el movimiento, los músculos generan energía. Un pez puede tener cientos de músculos corriendo en todas direcciones por todo su cuerpo. Es por ello que un pez puede girar y dar vueltas y cambiar de dirección muy rápidamente.

Conforme el agua se conduce alrededor de su cuerpo, un pez hace uso de sus aletas para ir en la dirección que quiera. Las aletas de caudal proporcionan la mayor parte del empuje.

La vejiga natatoria en el vientre del pez se llena con gas y se infla o desinfla de acuerdo a la profundidad a la que se encuentre el pez. Esto le permite nadar sin flotar hacia la superficie o ahogarse inesperadamente. Este órgano es como el flotador en el hilo de una caña de pescar. El flotador en el hilo de la caña de pescar mantiene el gancho en el nivel deseado sin que se hunda o flote a la superficie. La vejiga natatoria ejecuta la misma función.

Por último, otro elemento que ayuda a los peces a nadar a través del agua es una descarga aceitosa que cubre su cuerpo y sus escamas. La piel del pez está hecha de pequeñas escamas que se sobreponen. El aceite en las escamas causa que el agua fluya fácilmente sobre el cuerpo del pez

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Animales
Ultima modificación: 11/22/2012