Cómo sobreviven los animales al frío polar

El ecosistema de la tundra ártica, localizada en la región del polo Norte de la tierra, se caracteriza por frías temperaturas, suelo congelado llamado permafrost y adversas condiciones para la vida.

Las estaciones del año en la tundra ártica incluyen un prolongado y frío invierno y un reducido y templado verano. En el invierno, muy pocas plantas y animales pueden sobrevivir, muchas plantas permanecen en reposo a lo largo del invierno y muchos animales de la tundra ártica hibernan o emigran en esta época.

Ningún árbol crece en la tundra ártica. Las pequeñas plantas de la tundra usan métodos para permanecer en reposo, tan sólo produciendo semillas cada cierto año, girando en dirección al sol para absorber energía y desarrollar cubiertas protectoras.

Los animales que viven en la tundra ártica han desarrollado métodos de adaptación que incluyen gruesas y pesadas capas de piel y pelo para sobrevivir al invierno, camuflaje que cambia de color de acuerdo a las estaciones, formas corporales eficientes para prevenir la pérdida de calor y han desarrollado la habilidad para construir túneles aislados por debajo de la tierra.

Las plantas y animales del ártico interactúan en grandes extensiones de tierra para crear una red de alimento que ayude a todos sus miembros a sobrevivir las adversas condiciones.

El cambio climático de hoy en día puede presentar un problema a corto o mediano plazo para la vida en la tundra ártica. Puesto que los animales y plantas están tan adaptados a las condiciones de vida en la tundra, muchos de ellos no podrían sobrevivir si estas condiciones cambiaran tan sólo un poco

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Animales
Ultima modificación: 11/22/2012