Por qué las serpientes no tienen patas

Existen muchos debates sobre la evolución de las serpientes. Lo que hoy en día conocemos como serpientes, son reptiles de cuerpo alargado y sin extremidades, existen más de 2900 especies de serpientes, muchas de ellas venenosas y mortales y muchas otras inofensivas, además, por su característica constrictora, algunas llegan a ser muy peligrosas. Su piel posee escamas ordenadas en anillos, la forma y grosor de las escamas depende del hábitat en el que se encuentren; con ellas se sujetan a la tierra y cada anillo se mueve independientemente y le permite la motilidad.

Diferentes versiones existen acerca de la ausencia de patas en estos animales. Una dice que fue resultado de la adaptación, ya que por sus hábitos alimenticios y por su capacidad de trepar no le eran necesarias sus extremidades. Fósiles hallados en la Patagonia indican que estos animales descienden de lagartos marinos hoy extintos y de grandes lagartos terrestres, incluso a algunas serpientes como las pitones y las boas, se les observan vestigios de extremidades posteriores en forma de dos pequeños espolones.

Si bien las teorías fundamentan la existencia de patas en los ancestros de las serpientes, numerosos grupos de científicos sostienen que sus antepasados nunca tuvieron patas, al igual que las serpientes que conocemos hoy en día.

Alrededor de este animal se han formulado muchos mitos y leyendas debido a su misticismo por lo silenciosa que suele ser. Religiones como la judía y en el Islam la han establecido como el símbolo del diablo; y en la religión cristiana, dentro de la Biblia se menciona que es un animal maldito que se arrastrará sobre su pecho por el resto de su existencia.

 

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Animales
Ultima modificación: 12/13/2012