Cómo se forman los mellizos

Los mellizos se pueden desarrollar en dos formas distintas.

Los óvulos son liberados y fertilizados por dos diferentes espermatozoides. Los fetos mellizos se desarrollan en la matriz pero cada uno de ellos tiene su propia placenta y saco amniótico. A este tipo de mellizos se les llama “gemelos fraternos”. Pueden tener o no tener el mismo tipo de sangre y ser de distintos sexos. Aproximadamente 2/3 de todos los embarazos de gemelos resultan en gemelos fraternos.

Los gemelos idénticos son menos comunes. Resultan de la fertilización del óvulo, pero éste es dividido en dos cigotos. Estos desarrollarán dos fetos que pueden compartir una misma placenta o cada uno puede tener la suya dependiendo de cuándo se halla dividido el óvulo. También pueden tener un único saco amniótico o cada uno puede tener el suyo. Generalmente, mientras más tarde el óvulo en dividirse en dos cigotos, hay más probabilidades de que ambos tengan una sola placenta para compartir. Serán del mismo sexo y tendrán el mismo tipo de sangre ya que se formaron a partir de un mismo óvulo.

Si se desea planear un embarazo para tener mellizos, se debe tener en cuenta que la ingesta de suplementos dietéticos tales como la raíz de tapioca, los productos lácteos y el ácido fólico incrementan ligeramente las posibilidades de tener gemelos.

Si se esta preparada para concebir un nuevo hijo cuando aún se está lactando, es recomendable seguir haciéndolo mientras se intenta concebir al nuevo bebé. Hay más probabilidades de dar a luz a unos mellizos cuando se está lactando.

Además, las mujeres mayores y las mujeres que tienen un poco de sobrepeso tienen mayores probabilidades de concebir mellizos.

Aunque en realidad, concebir mellizos es en gran parte una cuestión de suerte.

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Biologia
Ultima modificación: 11/22/2012