Cómo configurar una red doméstica con Windows 7

Antes de configurar una red doméstica, planea la red. Ten en cuenta para qué será usada y qué equipos formarán parte de ella. Es conveniente utilizar siempre que sea posible redes inalámbricas que proporcionan mayor movilidad al usar ondas de radio para enviar la información entre los equipos, sin cables.

Necesitarás un router y un adaptador de red para cada equipo, aunque en la actualidad casi todos los equipos portátiles que se venden tienen un adaptador de red inalámbrico instalado.
La red no tiene por qué ser una red con acceso a internet, puedes simplemente crear una red entre los ordenadores de tu casa. Aunque normalmente se crea una red doméstica para compartir el acceso a internet entre los ordenadores y dispositivos que hay en el hogar. Si quieres acceder a internet, necesitarás una cuenta con un proveedor de acceso a internet.

Si tu router es compatible con Windows 7, se configurará automáticamente. Si no lo es, tendrás que hacerlo con el CD de configuración que venga con el router. Si vas a conectar tu router a internet, necesitarás seguir las instrucciones suministradas por tu proveedor de internet.

Si todos los equipos de tu hogar usan Windows 7, busca en Ayuda y soporte técnico cómo crear un grupo en el hogar. Pero si tus equipos tienen distintas versiones de Windows o alguno tiene otro sistema operativo, deberás activar el uso compartido de archivos e impresoras. Empieza ejecutando el Asistente para configurar un enrutador o punto de acceso inalámbrico y después configura un equipo. Cuando hayas configurado la red y estés seguro de que el primer equipo funciona, agrega el resto de equipos y dispositivos.

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Computacion
Ultima modificación: 10/16/2012