Cómo elegir y comprar un dominio web

Si estamos pensando en crear una página web, sin ninguna duda deberemos reflexionar mucho sobre el nombre que recibirá nuestro dominio web, ya que del acierto que tengamos dependerá que nuestra marca alcance un posicionamiento idóneo y que se convierta en un referente para muchos usuarios.

De hecho, en la actualidad el dominio web puede considerarse como una parte fundamental de la identidad de una empresa, que en algunos casos se estructuran a partir del nombre o marca adquirido. Pero, ¿qué recomendaciones podemos aplicar a nuestro dominio para que sea garantía de éxito?

En primer lugar, los nombres cortos, pegadizos, fáciles de escribir y recordar tienen muchas posibilidades de éxito. Si conseguimos introducir en el nombre alguna de las palabras clave vinculadas con el contenido de la web, tanto mejor, porque se identificará rápidamente el contenido a partir del nombre.

Es muy importante recordar que no debemos introducir guiones o subguiones en el nombre de nuestro dominio, y también evitar el uso de artículos para que no se confunda con otros dominios el nuestro.

La ortografía de nuestro dominio debe adaptarse a requisitos fundamentales para que pueda localizarlo cualquier usuario desde cualquier punto del planeta. Así, por ejemplo, evitaremos el uso de la letra “ñ”, ya que muchos teclados no incorporan este símbolo. Del mismo modo, evitemos los acentos y acertemos con la escritura correcta del dominio, pues si sólo conocen de forma verbal el nombre del dominio, puede que no lo encuentren si nosotros lo hemos inscrito con errores. Los nombres de dominio están bastante trillados, pero prueba con alguno que te sugiera una búsqueda al azar cuando persigues localizar contenidos similares a los que estás desarrollando.

Al registrar el dominio, debes decidir la extensión. La más valorada es la “.com”, pero puede ser interesante que acudas a uno específico del país donde operas, como por ejemplo, “.es” en España o “.cat” para Cataluña.

Comprueba siempre que no haya un dominio similar al tuyo, o en caso de que lo desees si existe, intenta comprarlo. Acude a páginas como “whois.net” o “register.com” para investigar sobre la propiedad. Una vez decidido, tendrás que acudir al registrador oficial con datos administrativos para poder finalizar el proceso.

 

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Internet
Ultima modificación: 01/14/2013