Cómo arreglar una maquina de humo

Las máquinas de humo son muy simples pues su diseño se compone de un par de elementos, sin embargo, esto no implica que se puedan averiar.

Existen varias averías típicas que se pueden producir en una máquina de humo. Entre ellas la más común es que no se produzca el humo o en su defecto no salga casi humo. Esta avería puede ser provocada por diversos factores. Uno de ellos y el más habitual es que el circuito esté obstruido. Esto puede ser causa de que no se haya realizado una limpieza correcta del sistema tras su uso o que el líquido que se ha utilizado fuera de muy mala calidad. Para arreglar esta avería lo que deberemos hacer será buscar un alambre muy fino y con mucho cuidado de no romper el serpentín, lo introduciremos por la parte frontal de la máquina. Recomendamos el uso de guantes y gafas pues corremos el riesgo de quemarnos durante el proceso de limpieza.

Una vez realizado este proceso lo que realizaremos será una limpieza del circuito para eliminar cualquier resto. La limpieza deberemos hacerla en un espacio abierto y aireado ya que se lleva a cabo introduciendo en el depósito de la máquina un litro y medio de vinagre. Este al calentarse eliminará todas las posibles impurezas internas. Una vez terminado el vinagre, repetiremos el proceso pero con dos litros de agua destilada para limpiar el vinagre del circuito. Esto lo realizaremos cada vez que usemos la máquina de humo tras cada uso. De esta forma aseguraremos que nuestra máquina de humo funcione siempre con normalidad y dure sin estropearse durante muchos años.

 

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Mecanica
Ultima modificación: 04/12/2013