Qué es una tuerca de mariposa

La tuerca  es una pieza metálica con un orificio central que está adaptado con una rosca, utilizada para introducir un tornillo y fijarlo a otra pieza o una superficie, asegurando su inmovilidad. Este artefacto permite fijar dos elementos desmontables.

En ciertas ocasiones, el usuario adapta una rondana para que la tuerca quede más fija, la producción de estas piezas es automatizada y el proceso se lleva a cabo en grandes fábricas. Una tuerca debe tener exactamente las mismas características del diámetro del orificio con el diámetro de espesor del tornillo, es por esta razón que hay un sistema general, para producir tuercas con un tamaño normalizado.

Existen cuatro características que se deben identificar en una tuerca:

  1. El número de las caras deberá de ser seis o cuatro, sobre este mismo diseño básico, se puede identificar algunas modificaciones, por ejemplo: para las ruedas de bicicleta, se utiliza un tipo de tuerca llama, de ala o de mariposa.
  2. El grosor de la tuerca debe estar adaptado al tamaño de la superficie donde se colocará.
  3. El diámetro de grosor del tornillo debe encajar en el diámetro del orificio de la rosca, de este modo, no debe de ser del mismo tamaño, sino debe ser del tamaño que se encuentra escrito en el fondo de la tuerca.
  4. El tipo de rosca deberá coincidir con el tipo de tornillo.

Generalmente las tuercas se acoplan con una llave dinamométrica, sosteniéndose con las caras planas. Excepto con las tuercas tipo mariposa, que se enroscan apoyándose en las partes metálicas que se encuentran en los lados opuestos, girando manualmente con fuerza, en dirección contraria a la rosca del tornillo.

 

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Mecanica
Ultima modificación: 04/03/2013