Cuál es la diferencia entre la rosácea y la dermatitis

La rosácea es una forma particular de dermatitis que provoca el enrojecimiento crónico de algunas partes del rostro. Dermatitis es una palabra de origen griega que incluye cualquier inflamación de la piel, deriva de las palabras griegas “derma” (piel) e “itis”, sufijo que indica “inflamación”. Se calcula que en el mundo más de 45 millones de personas estén afectadas por la rosália. Los sujetos más expuestos son las mujeres de piel clara (con especial referencia al tipo físico de ascendencia del norte Europa) en las cuales tiende a manifestarse entre los 20 y los 60 años. Según la clasificación de la National Rosacea Society hay cuatro suptipos de rosácea, que a veces pueden presentarse en conjunto:

  1. Rosácea ocular: provoca enrojecimientos de ojos y párpados con ardor y picazón.
  2. Rosácea fimatosa: provoca nódulos y engrosamiento de la piel; se puede presentar en una sola área del rostro, la más común es la nariz en que produce rinofima, o sea engrosamiento de la nariz.
  3. Rosácea papulopustular: provoca pústulas y se pueden confundir con el acné.
  4. Rosácea eritemato-telangiectática: provoca eritema, o sea coloración rojiza permanente que se puede intensificar según el momento. A menudo causa picazón.

A la fecha no existe una verdadera cura para la rosácea, pero hay varias terapias tópicas y sistémicas que pueden aliviar sus síntomas. Cada caso es distinto y debe ser evaluado por personal médico. Entre los remedios más efectivos recordamos algunos preparados tópicos antibióticos (en pomada) y la posibilidad de recurrir al láser para eliminar los gránulos. Entre las medidas preventivas más aconsejables señalamos el uso de bloqueadores solares de alta protección, una dieta pobre en alcohol y cafeína, la preferencia para productos de belleza e higiene personal que no contengan perfumes. Se aconseja también de evitar las temperaturas extremas.

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Medicina
Ultima modificación: 11/18/2013