Cuál es la diferencia entre antisépticos y desinfectantes

Antisépticos y desinfectantes son sustancias que se utilizan para disminuir o eliminar la carga microbiana debido a su poder de amplio espectro contra germes, hongos y virus. Sin embargo tienen una destinación de uso distinta, ya que los desinfectantes pueden dañar los tejidos vivos y sólo son indicados para limpiar materiales inertes.

Los antisépticos por contra se pueden utilizar para limpiar también las heridas y la piel. Su nombre significa justamente “agente capaz de combatir la sepsis”, o sea la putrefacción de los tejidos vivos. Los antisépticos se pueden utilizar también en materiales inorgánicos,  pero su poder es menos fuerte de la acción de los desinfectantes. La potencia de los productos antisétpicos y desinfectantes depende de la concentración de los agentes activos en el preparado y de la temperatura, ya que a temperatura mayor corresponde una mayor eficacia.

Muchos principios activos utilizados como componentes de desinfectantes se encuentran también en antisépticos, pero con una menor concentración que garantiza que el compuesto final no resulte tóxico para los tejidos vivos. Entre los principios activos más comunes hay el agua oxigenada (peróxido de hidrógeno), un agente oxidante que en la actualidad se utiliza sobre todo para limpiar heridas ya que une el poder antiséptico con la propiedad cicatrizante.

En pasado el agua oxigenada se utilizaba también como desinfectante, pero ya se desarrollaron muchas bacterias resistentes. Otro ejemplo muy conocido es el Cloro con sus derivados: soluciones de Hipoclorito sódico entre el 10 y el 17% son comercializadas para la limpieza de pisos y otras superficies, mientras las cloraminas (derivados orgánico del cloro) se utilizan para limpiar las heridas.

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Medicina
Ultima modificación: 11/18/2013