Cómo funciona el bolígrafo

Usamos bolígrafos en nuestra vida diaria. Se usan en la escuela, el hogar y la oficina. La mayoría de nosotros sabe que los bolígrafos no escriben muy bien cuando la punta es más grande que su lado opuesto. Esto es debido a que este instrumento depende principalmente de la gravedad para poder escribir. El bolígrafo tiene cuatro partes básicas que le permiten funcionar; la bala, él portabala, el depósito de tinta y el tubo colector.

La forma básica de un bolígrafo consiste de la bala dentro del portabala. La bala se cubre con líquido (en este caso tinta) conforme gira dentro del portabala y la esparce en su movimiento sobre el papel. La bala se encuentra colocada lo suficientemente libre dentro del portabala aunque no lo suficiente para que se salga o para que el líquido o la tinta se derrame.

La tinta dentro del bolígrafo es distinta del resto de las tintas usadas en plumas fuente u otro tipo de plumas similares. Mientras que a esas cintas les toma algún tiempo secar después de ser aplicadas, la tinta del bolígrafo seca casi inmediatamente al contacto con el papel, está hecha de una fórmula muy viscosa y volátil. El uso de esta espesa tinta también requiere que la punta de la pluma esté protegida del aire cuando no se usa para prevenir que se seque o que la bala se atasque, ya sea poniéndole un tapón a la pluma o retrayendo la punta hacia el interior de la pluma.

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Tecnologia
Ultima modificación: 12/21/2012