Cómo hacer un extintor de incendios casero

Siempre es una buena idea tener implementos de seguridad en tu hogar. Un extintor, puede salvar mucho más que tu casa, sino también recuerdos y vivencias.  Para dar a nuestro hogar mayores garantías de seguridad, debemos tener a mano un extintor de incendios.

Materiales

  • Tarro de una capacidad aproximada de un litro, con arandela de cierre metálica
  • caja para sal, vacía, con pico vertedor.
  • Medio kilo de serrín
  • medio litro de bicarbonato sódico

Instrucciones

  1. Buscaremos un tarro u otro recipiente para embotellar líquidos que esté cerrado por una tapa metálica compuesta de dos partes. Necesitaremos la parte de la arandela hueca.
  2. Luego tomaremos un bote para sal con pico vertedor y recortaremos su cara superior (tapa) en las dimensiones exactas para que encaje firme mente en el interior de la arandela metálica.
  3. Después mezclaremos medio kilo de serrín (que podremos adquirir en cualquier aserradero) con medio litro de bicarbonato sódico seco.
  4. Seguidamente echaremos la mezcla en el tarro. Atornillaremos la cinta metálica con su pico vertedor, y con esto tendremos terminado el extintor y listo para su utilización. Haremos una comprobación final para asegurarnos de que el pico vertedor se abre con facilidad.

Advertencia

Este extintor puede servir en caso de emergencia, pero si es un incendio de intensidad media o serio, mejor es llamar a los bomberos. No descarte comprar extintores profesionales.

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Tecnologia
Ultima modificación: 10/01/2012