Cómo hacer un reflector de luz de estaño

Es éste un reflector muy útil y siempre al alcance de la mano, que podremos aplicar a diferentes fines. Puede servir para ayudar a broncear la piel al tomar baños de sol o emplearse como reflector para hacer fotografías y películas.

Materiales

9 platos llanos de hoja de estaño. Tablero de madera contrachapada de 70 X 70 centíme tros, clavillos.

Instrucciones

  1. Buscaremos nueve platos llanos de hoja de estaño, de forma rectangular, y los aplanaremos, bien por aplastamiento (prensa) o bien a golpe de martillo. No importa que la superficie de los platos tenga algunos surcos o arrugas, al contrario: esto contribuye a una mayor difusión de la luz.
  2. Después de colocar los nueve reflectores en hileras de a tres sobre el tablero, los clavaremos a éste hincando un clavo en cada una de sus esquinas. Para aplicar este cómodo y ligero reflector a la obtención de fotografías, lo pondremos de pie en una posición tal que proyecte la luz refle jada sobre el objeto que hemos de fotografiar.
  3.  Si se trata, por ejemplo, de fotografías de interiores, situaremos el reflector cerca de la ventana para que capte y refleje los rayos luminosos. Si queremos obtener un hermoso bronceado de la piel, colocaremos el tablero a nuestro lado, y así reflejará mayor cantidad de luz solar sobre nuestro cuerpo.

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Estaño
Ultima modificación: 10/01/2012