Qué es un solenoide de 4 vías

Las válvulas solenoides se utilizan cuando hay que controlar fluidos automáticamente. Estas se utilizan cada vez más en diferentes tipos de plantas y equipos. La variedad de diseños que hay permite que una válvula se seleccione específicamente para cada aplicación.

Las válvulas de solenoide son unidades de control, que cuando se energizan o desenergizan, cortan o permiten el paso de un fluido. Funciona con un accionamiento electromecánico. Cuando se aplica energía una armadura pivota contra la acción de un resorte y al desaparecer la energía vuelve a su posición original. Según el modo de actuación, se pueden distinguir entre válvulas pilotadas internamente o externamente. Una característica que las caracteriza es el número de puertos de conexión o el número de trayectorias o vías del flujo. Con una válvula de acción directa, el sello del asiento se fija al núcleo del solenoide. Cuando está desenergizada, se cierra el orificio del asiento, que funciona cuando la válvula se energiza. Las válvulas de dos vías son válvulas que se cierran con un puerto de entrada y otro de salida. Cuando está desenergizada, el resorte del núcleo, que está asistido por la presión del fluido, mantiene el asiento de la válvula cerrado. Cuando se energiza, el núcleo y el asiento se abren por acción del serpentín del solenoide.

La fuerza electromagnética es mayor que la fuerza del resorte combinada y las fuerzas de presión dinámica y estática del medio. Las válvulas de tres vías tienen tres conexiones de puerto y dos asientos de válvula. Una válvula siempre queda abierta y la otra cerrada cuando está desenergizada. Cuando el serpentín se energiza, el modo se invierte. Con válvulas de acción directa, las fuerzas de presión estática se incrementa cuando lo hace el diámetro del orificio, lo que significa que las fuerzas de presión llegan a ser correspondientemente más grandes. Las válvulas solenoides pilotadas internamente se utilizan para cambiar a presiones más altas en conjunción con tamaños de orificio más grandes, en este caso, la presión del fluido diferencial hace el trabajo principal abriendo y cerrando la válvula. Con las válvulas pilotadas externamente un medio piloto independiente se utiliza para hacer actuar la válvula. Cuando no está presurizada, el asiento de la válvula se cierra. Una válvula solenoide de tres vías, que se puede montar, controla el medio piloto independiente. Cuando la válvula solenoide se energiza, el pistón se eleva contra la acción del resorte y la válvula se abre.

Una versión de la válvula normalmente abierta se puede obtener si el resorte se coloca en el lado opuesto del pistón. En estos casos, el medio piloto independiente se conecta en la parte superior. Las versiones de doble acción se controlan con una válvula de 4/2 vías que no contienen ningún resorte.

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Tecnologia
Ultima modificación: 04/11/2013