Cómo hacer un tocado de faraón egipcio

Los faraones eran los reyes del Antiguo Egipto y eran identificados con el dios Horus. Se creía que los faraones eran hijos del mismísimo dios Ra por lo que se les consideraba casi divinos. Aunque la mayoría de faraones fueron hombre el último faraón fue una mujer: Cleopatra VII.

Para destacar la superioridad de estos reyes semidivinos frente a su pueblo se utilizaban varios símbolos de poder de los cuales el más vistoso sin duda era la corona o tocado. Había varios modelos de coronas y tocados pero el más conocido es el que os presentamos hoy aquí: el Nemes. Es un tocado de tela más ligero y cómodo que las pesadas coronas de oro por lo que era el que más utilizaban los faraones.

El Nemes cubre toda la cabeza y cae verticalmente por detrás de las orejas. Se ata por detrás de la cabeza, cerca de la nuca, con un nudo o una trenza. Además, se fija a la cabeza con una diadema decorada con la figura de algún animal en la zona de la frente, como emblema protector. El animal más elegido era la cobra, símbolo de la diosa Uadyet, quien representaba el calor ardiente del Sol y la llama del fuego. La tela del Nemes  es bicolor, compuesta por franjas, normalmente, azul y doradas, aunque también existen Nemes negros y dorados o negros y blancos.

Acompañado por un cetro y una raya de ojos bien marcada, el Nemes es sin duda el mejor complemento para representar al poderoso Tutankamón o a la bella Cleopatra.

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Artesania
Ultima modificación: 04/15/2013