Cómo hacer un disfraz de Cleopatra

Un disfraz de Cleopatra es muy fácil de hacer, solamente necesitamos un vestido de un color blanco neutro y varias tiras de color amarillo o dorado, brillante a poder ser, de unos ocho centímetros o diez que rodearemos por la cintura de forma que parezca un cinturón, dejando que caiga por la zona delantera. El pelo tiene que ser liso y negro, hasta debajo de las orejas, que nos caracterice por ser una de las mujeres más hermosas de la antigüedad.

Los ojos de Cleopatra deben ir muy maquillados, si continuamos la línea natural que tienen los ojos con un rímel tendremos la forma perfecta, además Cleopatra tendría que llevar grandes pendientes en las orejas, ya que debemos recordar que esta faraona egipcia además de una belleza inigualable, también tenía fortunas inigualables. En ocasiones llevaba una diadema con forma de serpiente y esto también nos puede ayudar a identificarnos con ella y a hacer que cualquiera nos reconozca.

Si algo caracteriza a los egipcios, y por lo tanto también a su faraona, son las formas que hacían con los brazos para bailar, o al menos con las que se los ha inmortalizado en todos los papiros y grabados en la piedra, estas formas nos ayudarán por lo tanto a identificarnos con nuestra admirada Cleopatra y a que todo el mundo lo haga también.

Cleopatra debe llevar zapatos altos para resaltar su altura, pero tienes que recordar que el personaje al que intentas imitar vivió hace muchos años y por lo tanto no tenía acceso a colores demasiado vivos o brillantes.

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Disfraces
Ultima modificación: 11/27/2012