Las técnicas para impresiones de yeso y de las huellas

En la escena de un crimen, lo primero que se les instruye a los detectives es a cercar el área y protegerla, ya que un área con muchas huellas de zapatos, o de cualquier otra parte del cuerpo que puedan borrar las huellas importantes del crimen o incorporar demasiadas es inservible ya que haría el trabajo de reconocer a los involucrados prácticamente imposible.

Los investigadores una vez habiendo cercado el área recorren toda la escena en busca de huellas, pistas o rastros que puedan ser evidencia de la presencia de un criminal. Usan diversas técnicas para reconocer todo tipo de rastro y capturarlo. Mediante el uso de iluminación con luz especial que descubre huellas que son difíciles de percibir a simple vista y aún usando luz convencional; y tomando fotografías.

Y aunque las impresiones de huellas en la escena del crimen son temporales por las condiciones climáticas o por tránsito de otras perronas por el lugar, hay algunas maneras de almacenar permanentemente las evidencias si se hace de forma correcta y a tiempo.

Una de ellas es la impresión en yeso. Sirve para cubrir huellas tridimensionales como las marcas de un zapato en una superficie de textura lodosa o las huellas de las llantas de un auto.

La sustancia se vierte sobre la huella, se deja secar y después se retira obteniendo un molde de la marca sobre el piso. Los investigadores usan varios tipos de materiales para llevar acabo esta tarea pero la sustancia más común es el yeso, parecido al que usan los ortodoncistas para elaborar sus moldes dentales debido a su dureza, buena cohesión y su fácil manejo.

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Artesania
Ultima modificación: 07/31/2012