Técnicas de Bizcochado

TÉCNICA AL AGUA

Se denominan técnicas al agua aquellas que se realizan con productos cuyo disolvente es el agua. En el mercado, hay una gran variedad de productos al agua, los más empleados son los ACRÍLICOS que encontramos de varios tipos: acrílicos mate, de brillo y nacarados.

Es posible aplicar directamente los acrílicos sobre la pieza de bizcochado, ya que ésta admite muy bien este producto que penetra perfectamente en la superficie a decorar, dando unas tonalidades muy bellas.

Los acrílicos, los daremos en estado puro, directamente del tubo, o rebajados con agua, consiguiendo así unas transparencias muy atractivas en la decoración. Es conveniente aplicar la pintura de manera uniforme, evitando que se marque la pincelada. El secado es rápido, lo que nos permite trabajar ágilmente sin demasiadas pausas.

TÉCNICA DE PINCEL SECO

Con los acrílicos mate, obtendremos unas tonalidades sin brillo con una textura un poco aterciopelada, los colores de los acrílicos con brillo son muy vivos, no necesitan barniz de acabado ya que llevan brillo propio, y por último los acrílicos nacarados, que nos ofrecen unos tonos nacarados muy apropiados para las decoraciones de fantasía como, por ejemplo, las máscaras.

TINTES AL AGUA con los que podemos trabajar sin ningún problema en las piezas de bizcochado. Se aplicarán directamente sobre la pieza sin necesidad de dar una base protectora, este producto penetra perfectamente en la superficie dando el colorido deseado.
En los tintes al agua, tenemos una amplia gama de colores que mezclaremos entre sí, ampliando así sus posibilidades.
El acabado de la decoración de los acrílicos y los tintes al agua, se puede realizar a través de la aplicación de una pátina de betún de Judea y cera o simplemente con barniz o goma laca.

La aplicación de esta técnica es muy sencilla. Se realiza sobre un color de base sobre el cual, con ayuda de un pincel plano de punta redonda, vamos dando otro color superpuesto sin llegar a cubrir el color de base, para ello es necesario retirar el exceso de pintura del pincel e ir matizando poco a poco la decoración hasta conseguir el efecto deseado. Esta técnica es muy apropiada sobre piezas con relieve ya que éste se verá realzado, aumentando los contrastes de la decoración.

TÉCNICAS MIXTAS

Denominamos técnicas mixtas aquellas en las que empleamos productos de distinta naturaleza, es decir, pinturas al agua con pinturas al aguarrás, por ejemplo, un acrílico con una pátina de betún de Judea. Dentro de las técnicas mixtas, desarrollaremos las distintas imitaciones que se pueden realizar en bizcochado.

MARFIL

La imitación a marfil, la podemos llevar a cabo de varias formas y todas nos serán fáciles de realizar. Una de ellas, es dando una mano de pintura acrílica en tono marfil que conseguiremos mezclando el color blanco con un poco de ocre, después, lo protegemos con goma laca o tapaporos y lo patinamos con betún de Judea puro o mezclado con aguarrás. Otra forma de conseguir el marfil, es dando a la pieza varias manos de goma laca hasta conseguir un tono amarillento, después, la patinamos como en el caso anterior, también, podemos mezclar la goma laca con un poco de óleo ocre para conseguir el tono marfil más rápidamente. Más sencillo y, también de buen resultado, es dar tapaporos de base y patinar, después, con betón de Judea. Una vez conseguida la imitación a marfil, podemos realzar la pieza decorándola con reflejos de oro.

PLOMBAGINA

Esta técnica, utilizada para conseguir imitaciones a hierro, la conseguiremos, dando dos manos de acrílico negro bien estirado con agua, una vez seco, frotamos toda la pieza con una mezcla de betún de Judea y cera en crema y, a continuación, seguimos frotando sólo con polvos de plombagina, cuanto más frotemos, mejor resultado obtendremos. Una vez conseguido el efecto deseado, daremos unos toques de oro o patinaremos la pieza con tierras verdes.

TERRACOTA

En el mercado existen distintos tonos de terracota en pinturas acrílicas, por lo que elegimos el que más nos guste y damos dos manos a nuestra pieza, una vez seco, frotamos con Sucus base blanco, rebajado con aguapara que el secado no sea tan rápido, y lo retiramos con un trapo suavemente, dejando blanco en las partes más profundas de la pieza.  Lo dejamos secar bien y aplicamos polvos de talco, frotando con un trapo hasta conseguir un efecto nacarado.

PORCELANA

Conseguiremos imitar la porcelana con acrílicos en tonos suaves matizados y, luego, barnizando o, dando a la pieza una base de tapaporos y pintando con una mezcla de laca de bombillas y barniz.

CRAQUELADO

El craquelado es una técnica de decoración, indicada sobre todo para otorgar cierto aire de personalidad a los objetos que decoremos con ella. Dos son las maneras de conseguir esta curiosa técnica:
La primera es dando a la pieza un color de fondo que bien puede ser oro, plata, verde, etc. Una vez seca esta mano de pintura, damos una capa de Boby 7 o craquelador y cuando esté “mordiente”, damos otra pintura que contraste al craquelar, como por ejemplo fondo plata y superficie azul Es muy importante no repasar la pintura de arriba, pues no craquelaría bien, así que la dejamos secar y, rápidamente, veremos los resultados.
La segunda manera de craquelar, es dar una base de color a la pieza y decorarla como más nos guste, una vez seca, damos dos manos de alkil, bien espeso para que no nos queden rayas al aplicarlo, dejando secar entre mano y mano, luego, damos dos manos de goma arábiga, también, dejando secar entre una y otra aplicación y, cuando la goma seque, se irá cuarteando, si vemos que no sale bien, damos calor a la pieza con un secador o con una estufa. Una vez seca la pieza, damos óleo rebajado con aguarrás y lo retiramos con un trapo, el óleo se introducirá así en el cuarteado, produciendo el efecto que buscamos.

FALSO POLICROMADO

Conseguiremos el efecto de falso policromado, dando a toda la pieza una base de oro acrílico y, después, decorando con acuarelas sintéticas que son transparentes o con óleos, si es con acuarelas, podemos darlas óleos en estado puro o rebajar con cera en crema, si, por el contrario, decoramos con óleos, los dejamos secar bien y los protegemos con goma laca antes de patinar.

CUERDA SECA

Esta técnica se utiliza mucho en bizcochado al horno, pero, también, conseguiremos sorprendentes resultados enfrío, utilizando cloisonne para perfilar los motivos que deseamos que queden en relieve. Podemos dar primero el cloisonne y, después, pintarlo, pero corremos el peligro de mancharlo, por lo que aconsejamos hacer primero el dibujo, y luego, aplicar el cloisonne, éste, lo encontraremos en el mercado en varios tonos, aunque el más utilizado es el negro y el dorado.

COBRE

La imitación a cobre, la podemos conseguir de múltiples formas, pero, aquí, os vamos a indicar la que a nuestro parecer es la más apropiada. Preparamos la pieza, dando una mano de goma laca con polvos de cobre, cuando esté seca, damos una mano de acrílico verde que retiramos al momento con un trapo, dejando que se introduzca en las partes más profundas del relieve, esperamos que seque de nuevo y patinamos con betún de Judea rebajado con aguarrás, retirándolo inmediatamente. Si lo deseamos, podemos dejarlo así o envejecerlo con tierras verdes, ocres o rojas.

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: bizcochado
Ultima modificación: 06/22/2012