Cómo enderezar una tabla de madera

Las tablas y paneles torcidos son a menudo considerados inútiles por muchos carpinteros aficionados e incluso por los experimentados. Aunque el proceso de restauración de estos trozos de madera no es algo que pueda hacerse en un momento la falta de tiempo no es una excusara para pensar que una tabla torcida es una causa perdida. Siguiendo paso a paso estos consejos podrás enderezar una tabla de madera.

Si vemos que las tablas de algún mueble se han arqueado ligeramente no hay motivo para preocuparse, ya que en la mayoría de los casos se pueden enderezar de nuevo, sobre todo si están hechas de madera sólida. El principio básico para lograr enderezar una tabla es la humedad.

Lo que hay que hacer es lo siguiente:

Primero, sacaremos la tabla del mueble. Si tiene algún acabado nos conviene, ya que por lo general una tabla sin su acabado se endereza mejor que una tabla que lo tenga. A continuación mojaremos la tabla con abundante agua y la colocaremos sobre una superficie plana. Conviene colocar sobre la tabla algunos ladrillos o algo pesado para ejercer presión. Con este peso encima dejaremos pasar varios días hasta que se seque completamente la madera. Si aún está un poco curva, habremos de repetir el procedimiento. Resulta conveniente llevar a cabo estos procedimientos al sol. Cuando la tabla o tablas ya estén bien rectas, aplicaremos el acabado que deseemos en ambos lados de la tabla. Esto evitará que la tabla absorba humedad y se vuelva a arquear.

Si la madera está severamente arqueada es posible que estos métodos no den resultados. De todos modos nunca esta de más intentar, y si realmente es necesario salvar esa pieza, puedes llevarla a un taller de reparación de confianza, y no olvides pedir un presupuesto antes de dejarla.

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Construccion
Ultima modificación: 10/02/2013