Como limpiar objetos de cuero

Muebles con cuero

Las sillas con asientos de cuero necesitan un tratamiento especial y cuidadoso, ya que con el tiempo penetra suciedad en los poros del cuero. En una fuente de agua se coloca un detergente suave y con una esponja se hace mucha espuma con laque se limpia la superficie, pues es importante que llegue la menor cantidad posible de agua dentro del cuero. Después de la limpieza pueden teñirse los hoyos que están raspados.

Para colocar un fallante hay que sacar el cuero de la silla porque es imposible trabajar -como se requiere- en la parte posterior del material. Cuando el cuero está bien seco, se aplica uno de los tratamientos para revivirlo. No es recomendable utilizar sillas antiguas para uso cotidiano porque a la larga se dañan.

Si se desea aplicar el tratamiento de revivir cuero a sillas más modernas, hay que esperar unos días antes de usarlas, dándoles la posibilidad de que se impregne bien la emulsión en el cuero.

Como limpiar riendas de Caballo

En el caso de las riendas de cuero se recomienda conservarlas colocándoles de vez en cuando vaselina blanca, sin ácido, con un pañito. Si están recubiertas con tela se recomienda inyectar pequeñas cantidades del líquido al cuero, ya que no se puede sacar el textil.

Muchas de las riendas chilenas antiguas tienen decoraciones de plata, las cuales se tendrán que limpiar separadamente del cuero.

Ropa de cuero

La ropa de cuero puede limpiarse con una goma o con una aspiradora para sacar el polvo. Sin embargo, si está muy manchada más vale mandarla a la tintorería.

Los guantes que no sean de cuero Glacé pueden lavarse en agua tibia con un detergente suave. Se colocan los guantes dentro del agua, sin refregarlos, por un rato. Luego se sacan, pero sin exprimirlos para botarles el agua, sino que inflándolos como globos y colgándolos para que se sequen.

Zapatos de cuero

La suela de zapato hecha de cuero nunca debe estrenarse en un día lluvioso; debe hacerse en un día seco para que el polvo y la arena puedan penetrar por los poros. Si se moja un zapato de cuero no debe ponerse a secar encima de una estufa porque se daña. Para secarlos se deben colocar con las puntas en alto y no usarse hasta que estén bien secos. Pueden asearse con cualquier limpiador de zapatos disponible en el comercio, teniendo la precaución de sacar primero el polvo con un pañito.

En productos de cuero en buen estado muchas veces basta con pasarle un paño por encima para darle el brillo original. Se puede limpiar en seco con un pincel o con una goma de borrar suave, pero si la suciedad en los poros es mucha, hay que limpiar con esponja y agua. Muy usado es el producto Hostapon T en polvo, en proporción de 2 It de este producto por 10 It de agua, que se aplica con una esponja. El Hostapon produce mucha espuma. También la emulsión DLM No. 3070, utilizada para revivir cuero, sirve para limpiar, aplicándosela mediante una esponja al cuero.

Pergamino de cuero

Es muy utilizada una antigua receta para limpiar el pergamino, que es la siguiente: 100 mi de alcohol de 30% combinado con 20 gr de bilis de buey en polvo (la bilis se la puede comprar a su carnicero), convirtiéndola en polvo en una picadora eléctrica doméstica (tipo 12 3). Hecha la mezcla, se revuelve bien y se deja reposar por media hora. El líquido se hace pasar por un filtro para no agregar lodo al objeto, y se aplica con un pincel.

 

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Cuero
Ultima modificación: 06/22/2012