Técnicas para el trabajo en Latón

PREPARACIÓN DE LAS PIEZAS

Antes de comenzar a decorar una pieza es conveniente aplicar una base protectora. Aunque el hierro está galvanizado, si hubiese mucha humedad, se podría oxidar. Esto lo podemos evitar aplicando una imprimación fosfatante, producto que evita la oxidación además de favorecer la fijación de las pinturas. La imprimación fosfatante debemos aplicarla mezclada con un activador en una proporción 6×1, es decir, seis parles de fosfatante y una de activador. Esta mezcla se dará con ayuda de una brocha de pelo fino y agregando unas gotas de disolvente, ya que es de secado muy rápido. Las asas de los recipientes, las patas y demás detalles de latón se protegerán con una capa de látex que aplicaremos con un pincel previamente humedecido con detergente líquido y se retirará una vez acabada la decoración para su posterior barnizado.

LACADO

Con el lacado de las piezas, obtendremos superficies con una textura especial y un brillo satinado realmente bello. Las lacas son pinturas al aceite muy resistentes que debemos aplicar en varias capas y, una vez secas, pulir para eliminar imperfecciones. El lijado se realiza con una lija suave de agua, humedecida en agua y detergente líquido, seguidamente, se limpia la pieza, se vuelve a aplicar la pintura y se lija de nuevo, hasta obtener el resultado deseado. Sobre las superficies lacadas podemos desarrollar diversos tipos de decoraciones como, por ejemplo, imitación a plumilla, decoupage, aplicaciones de plata, estarcido, etc. 

CRAQUELADO

El craquelado es una técnica decorativa muy empleada en el mundo de las Manualidades sobre multitud de materiales diferentes: escayola, cerámica, madera… a través de la cual, obtenemos tina textura muy peculiar. Aquí, desarrollaremos esta técnica sobre piezas de latón. El craquelado se puede realizar de diferentes maneras, nosotros emplearemos un producto craquelador que encontramos en tiendas especializadas, cuyo uso es cómodo y rápido. Debemos aplicar sobre la pieza dos manos de acrílico como color de fondo en el tono deseado, cuando se  seque, damos el craquelador que dejamos secar durante una hora y inedia aproximadamente y, sobre éste, aplicamos otro tono de acrílico que, a medida que se va secando, se cuartea la superficie, dejándonos ver el color de base. Es conveniente controlar bien los tiempos de secado ya que si nos pasamos de tiempo o no llegamos, no obtendríamos el efecto deseado. De cualquier forma, siempre podemos arreglarlo, lavando la pintura con agua y repitiendo el proceso.

IMITACIÓN A PLUMILLA

La técnica de plumilla consiste en la reproducción de motivos decorativos con el empleo de un plumin y tinta china. Es una técnica antigua de gran tradición en las artes decorativas, muy empleada sobre papel, aunque se puede realizar sobre cualquier material siempre que se  impermeabilice la superficie previamente. Nosotros decoraremos los recipientes de latón con una imitación a plumilla, sustituyendo el plumin por un rotulador de punta fina cuyo uso es más cómodo y sencillo, obteniendo un resultado similar. Será necesario impermeabilizar la superficie con barniz, laca… y elegir un dibujo adecuado para reproducir teniendo en cuenta que cuanto más detallado y minucioso sea el motivo decorativo, mejores resultados obtendremos. Si nos confundimos en el trazo del dibujo y deseamos rectificar, podemos hacerlo lijando suavemente con una lija de agua y si la pintura no está seca todavía, podemos hacerlo con un trapo húmedo. Una vez realizado el dibujo, podemos darle color con óleos en diferentes tonos.

STENCIL O ESTARCIDO

Técnica decorativa que emplearemos para reproducir un motivo ornamental sobre la pieza de latón, fácilmente y con exactitud, a través del uso de plantillas. Las plantillas podemos comprarlas en establecimientos especializados en Manualidades o fabricarlas nosotros mismos. Es recomendable fabricar nosotros las plantillas ya que así podemos reproducir cualquier dibujo que elijamos y con el tamaño que más nos convenga. Las plantillas se realizarán en planchas de acetato, sobre las que reportaremos el motivo decorativo y recortaremos el interior del dibujo on un cutter. Se realizarán tantas plantillas como colores utilicemos, una para cada color. Y dependiendo del resultado que busquemos, dejaremos separaciones en las contornos del dibujo o no. Una vez hecha la plantilla, la colocaremos encima de la superficie a decorar, fijándola con papel celo y procederemos a aplicar el color.

Los distintos colores, se darán con un pincel especial para que esta técnica que colocaremos perpendicular al motivo. Si deseamos crear matices de luces y sombras, daremos el color insistiendo en algunas zonas y dejando vaporosas otras y si se prefiere un color plano, unificaremos el color cubriendo toda la zona.

DECOUPAGE

Técnica que los artesanos franceses empleaban para la imitación de muebles decorados con pincel. Esta técnica es muy fácil de realizar y con resultados muy buenos. Consiste en la colocación de recortes de papel coloreado sobre la superficie de la pieza que previamente hemos decorado con un color de fondo.   Podemos emplear cualquier tipo de recorte, calcomanías, pegatinas, ilustraciones… siempre buscando la armonía y el equilibrio de la composición

REPUJADO EN PLATA

Para la decoración de las piezas de latón, podemos colocar apliques de diferentes metales como, por ejemplo, plata repujada. En primer lugar, debemos trasferir el dibujo elegido a la lámina de plata, para ello, colocaremos el dibujo realizado en papel vegetal sobre la lámina y con un buril de bola fina lo marcaremos, seguidamente, retiramos el papel vegetal y volvemos a marcar las líneas del dibujo con el buril para grabarlo en la plata con mayor intensidad. A continuación, colocamos la lámina del revés sobre una superficie blanda, por ejemplo, cuero o fieltro y con un buril repasamos el contorno del motivo decorativo, damos la vuelta a la lámina y colocándola sobre una superficie dura, aplanamos con un difumino la zona no repujada, con el fin de resaltar el relieve. De nuevo, damos la vuelta a la lámina y repasamos el repujado con el buril y, seguidamente, con el  difumino aplanamos la parte no repujada, repitiendo esta operación hasta obtener el resultado deseado. El siguiente paso, es rellenar las zonas repujadas, en este caso, utilizaremos 40 gramos de resina y 60 gramos de cera virgen que mezclaremos al baño María y depositaremos en el hueco del repujado con ayuda de una cuchara.

Para terminar, patinamos la plata, recortamos los bordes sobrantes y barnizamos con barniz especial para metales. 

RELIEVES CON TEXTURA RUGOSA

Este tipo de decoración se realiza con el empleo de un producto moderno existente en el mercado que tiene una textura granulada y en su aplicación, se pueden crear diferentes efectos, pudiendo combinar zonas de relieve con zonas planas, además, es muy apropiado para dibujos lineales y se pueden mezclar con pinturas acrílicas, obteniendo una gran variedad de tonos distintos.

PLANTAS PRENSADAS

Esta técnica consiste en la decoración de la pieza de latón base de diferentes plantas prensadas que colocamos en la superficie. Para ello, debemos recoger las plantas del campo o bien comprarlas en una tienda especializada, aunque si se tiene oportunidad siempre es recomendable recogerlas nosotros mismos del campo, la mejor hora de recogida es por la mañana después del rocío que es cuando las plantas están más bonitas. El siguiente paso es su deshidratación, colocándolas en una prensa y, en su defecto, entre las hojas de un libro donde permanecerán el tiempo necesario, aproximadamente un mes. Una vez que tenemos las plantas deshidratadas, las fijamos a la superficie del recipiente con pegamento de contacto y las protegemos con un pegamento cristalino, alkil u otro producto similar.

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Laton
Ultima modificación: 06/22/2012