Características y tipos de maderas

Si vamos a realizar un trabajo con madera deberemos conocer las cualidades que posee la madera para saber si es la más indicada para nuestra tarea.

Existen diferentes clasificaciones para las maderas. Las maderas se pueden clasificar según el árbol, según la calidad o bien el grado de dureza. Generalmente en los trabajos de manualidades nos encontraremos con expresiones como: “utilizaremos una madera dura” o “usaremos ahora una madera blanda”. ¿A qué hace referencia esta clasificación?

Las maderas duras son aquellas que tienen un interior del tronco muy fibroso por lo que ofrecen un grado de dureza mayor que otras maderas de crecimiento más rápido. Este tipo de madera es muy cotizado dada su resistencia y que no es fácil de moldear. Son maderas duras: la caoba, el castaño, el cedro, el nogal o el roble.

Las maderas blandas son más maleables y ligeras. Son idóneas para el bricolaje pues es muy fácil trabajar con ellas. Son maderas blandas: el pino, el abedul o el ciprés.

Existen también derivados de la madera como el contrachapado, los aglomerados o las fibras. No son maderas de origen natural ya que estas proceden de restos de virutas, serrines o cortezas de madera y son sometidas a diferentes técnicas para elaborarlas.

El contrachapado se compone de diferentes capas de madera prensadas y encoladas. En su elaboración se emplean maderas de pino (madera blanda) o hayas (madera dura)

El aglomerado se elabora a partir de los deshechos de las carpinterías. Estos deshechos se mezclan, se trituran y se calientan hasta que se transforma en una tabla rígida.

Las fibras, como su nombre indica, son precisamente eso, fibras de madera que son prensadas usando un adhesivo.

Esperamos que con este artículo hayas podido crearte una idea general y puedas elegir para tus manualidades la madera que mejor se adapte a tus necesidades.

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Madera
Ultima modificación: 07/17/2012