Como cuidar y limpiar muebles con incrustaciones

Incrustaciones de Bronce

Estas incrustaciones se limpian con un producto suave como el Tanishied Bronce Cleaner, aplicándolo mediante paliios envueltos en algodón ya que si la madera se mojase se hincharía con lo cual se caería la incrustación. Las incrustaciones sueltas se pueden pegar con Araldit, depositándolo en pequeña cantidad con una jeringa en el sitio exacto, evitando chorrear sobre la superficie de la madera.

Incrustaciones de Plata

Se limpian con Tanishied Silver Cleaner. usando palitos con algodón. Se pegan también con Araldit. si están sueltas.

Incrustaciones de Carey

El carey se obtiene secando la caparazón de la tortuga llamada Carene. El carey es de color café-oro y fue muy usado para incrustaciones en los siglos XVIII y XIX, principalmente en la técnica del «pique». Se limpia con agua destilada tibia y un jabón suave, ayudándose con un palito envuelto con algodón. Es preciso secarlo bien después del lavado. El brillo se recupera aplicando cera microcristalina sobre la superficie. Las piezas sueltas pueden pegarse con un pegamento de resina epóxica.

Incrustaciones de Marfil

El principal componente del marfil es una sustancia llamada Dentin. El marfil se usa frecuentemente para incrustaciones porque es fácil de trabajar. Debido a su alta sensibilidad a la humedad no conviene limpiarlo con agua, porque de hacerlo así se triza y luego se pulveriza. Para desempolvarlo se utiliza un pincel. La suciedad se elimina con la ayuda de un algodón empapado en alcohol de % grados, que se evapora con rapidez, permaneciendo escaso tiempo húmedo el marfil. Las piezas sueltas hay que pegarlas con pegamento compuesto de goma sintética.

Incrustaciones de Nácar

El nácar es originado dentro de la concha de moluscos como ostras o Nautilus. Se compone principalmente de carbonato de calcio. Se le utiliza ampliamente. Su mayor enemigo son los ácidos que lo descomponen. Se limpia con una mezcla formada por agua destilada y tiza en polvo, la que se aplica sobre la superficie dejándola secar. Esta pasta se saca después con un paño suave, y se lava con agua conteniendo un detergente suave. Se enjuaga con agua destilada y se seca muy bien. Los trozos fallantes se reemplazan por otros del tamaño requerido, cortándolos con una sierra pequeña y pegándolos con resina epóxica.

Incrustaciones Boulle

Es un tipo de trabajo de incrustaciones donde se usan diversos tipos de materiales, que fue creada por André Charles Boulle, mueblista de Luis XIV de Francia. Se utiliza carey, nácar, marfil, zinc, latón, diferentes tipos de madera y a veces plata. Para comenzar, se hace el diseño principal en latón u otro metal, oscureciendo el punto de unión entre madera y metal para realzar más el diseño. En los lugares donde no se decora con latón, se emplean los otros materiales. Estas incrustaciones hay que limpiarlas con mucho cuidado, primero por la variedad de materiales involucrados, y segundo, por el riesgo de soltar el pegamento que las afirma. La limpieza se efectúa mediante un palito envuelto en algodón y un poco de detergente suave que no alcance a humedecer la superficie, para evitar el desprendimiento de la incrustación. En seguida se seca bien la superficie y se aplica sobre ella una cera microcristalina para revivir el brillo y protegerla. Es difícil reemplazar los trozos fallantes porque los materiales son escasos en el mercado. Si la incrustación se dobla o se suelta, se puede sacar el viejo pegamento con un bisturí y pegar de nuevo con una resina epóxica. Si las incrustaciones se desprenden, trate de pegarlas inmediatamente.

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Madera
Ultima modificación: 06/22/2012