Ventajas de amonestar por escrito a un empleado irrespetuoso

Los trabajadores irrespetuosos ponen a prueba el temperamento de su jefe y son focos de negatividad porque su actitud contamina el ambiente de la oficina. Antes de perder los papeles y contraatacar desmesuradamente, entrégale una amonestación por escrito haciéndole saber que ser irrespetuoso se considera una falta muy grave. El hecho de advertir por escrito al trabajador en lugar de hacerlo verbalmente, le hará tomarse más en serio este aviso. Pero tiene otras ventajas para ti.

Conviene recordar que una amonestación no es una amenaza sino una notificación de que algo se está haciendo erróneamente. Así hay que entenderla como algo positivo que puede hacer reaccionar al trabajador advertido mejorando su actitud. Es una oportunidad para cambiar que se le da al empleado para corregir su actitud y evitar el despido.

Amonestar por escrito a un empleado irrespetuoso acreditará que ya ha sido advertido anteriormente si en algún momento llegas a despedirlo. Puede ser útil en un proceso judicial si el empleado te denuncia por haberlo despedido improcedentemente. No sólo tienes que advertirle por escrito tu queja a tu empleado sino que debes pedirle que firme la amonestación al recibirla, si el empleado se negara, pide a otros trabajadores que firmen como testigos.

Si crees que se negará a firmar la amonestación, otra posibilidad es mandarle esta amonestación mediante una carta certificada o un burofax. Es una opción más formal y de este modo quedará constancia de que el empleado ha recibido la notificación. Recuerda que un burofax tiene validez legal.

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Administracion
Ultima modificación: 07/12/2012