Ventajas de cocinar con microondas

¡En la de los hornos, por su puesto, si quiere ahorrar tiempo y trabajo en la cocina! Des de los remotos tiempos en que se descubrió el fuego, el hombre ha estado buscando métodos para cocinar los alimentos. Entre otros, se ha emplea do la combustión de la madera o del carbón, la energía calorífica que produce la llama de gas, y la conversión de la electricidad. Pero poco se sabía, hasta tiempos muy recientes, de la energía eléctrica que pa sa por un tubo al vacío, y que puede hacer verdaderas maravillas aplicada a la cocina. Al poner a funcionar esa energía, se expande en todas direcciones en forma de microondas. Basándose en ellas, se ha creado uno de los utensilios más prácticos para las cocineras modernas: el horno de microondas. Este horno “milagroso” sirve para todo: descongela, hierve, calienta, asa… En fin, que cocina cualquier plato en cuestión de minutos, y con la ventaja de que no se desprende humo ni olor. El aspecto de estos hornos es (en forma y tamaño) similar al de un aparato de televisión, por lo que cabe bien aun en la cocina más pequeña. Su secreto es que genera ondas de pequeña amplitud y alta frecuencia (A. M. y F. M.), iguales a las de un radio o un radar, con las que se cocinan los alimentos. En cuanto a la energía eléctrica, no consume mucha: aproximadamente la misma que una plancha.

Ventajas

  • ECONÓMICO: en comparación con cocinas convencionales, ahorra hasta un 50% en el consumo de energía. Tiene un selector para el tiempo y para la temperatura de cocción. Con el “Timer” o graduador del tiempo, se marca justamente el tiempo que requiere una comida, siguiendo las indicaciones de la receta. Con el “Vari cook”, o sea el termostato, se marca la palabra indicada para el consumo de energía que requiera cada tipo de comida.
  • RAPIDEZ: en pocos minutos se cocina todo tipo de alimentos, desde el fiambre al postre, desde hervir leche a freir un huevo, asar, etc.
  • NUTRICIÓN: por la rapidez con que se coci­nan los alimentos, éstos no pierden casi nada del contenido de proteínas y vitami­nas y conservan además su sabor natural.
  • OTRAS VENTAJAS: Como las microondas cocinan por fric­ción molecular de sustancias orgánicas, los recipientes se calientan menos y pue­den usarse también para servir. La temperatura del ambiente se mantie­ne también normal. Esto se debe a que la cocina de microondas no transmite el calor hacia el exterior. La limpieza se simplifica. Bastará con pasarle un paño o una esponja húmeda después de finalizar la tarea. Como la base es de cerámica, y el revestimiento interior es acrílico, no se manchará. En el mercado existen varias marcas y modelos de diferentes tamaños. Tienen la puerta de vidrio transparente que per­mite ver la comida mientras se cocina. Tienen también una fuente asadera que cumple la función de una plancha, de una sartén o de una tostadora.

Detalles a tener en cuenta

  • Cada vez que use la fuente asadera, recuerde quitarle bien la grasa acumula­da, antes de recalentarla.
  • Todos los alimentos deben cocinarse destapados. Si contienen mucha grasa, quítele un poco. Si por el contrario, los alimentos no contienen grasa ni jugo, es necesario untarle a la asadera un poco de grasa, antes de cocinar los alimentos. • Las carnes, las aves o los bizcochos no se doran de igual forma que cuando se hacen en otro tipo de cocina. Pero exis­ten modelos que tienen una pantalla do­radora para esa función.

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Cocina
Ultima modificación: 06/22/2012