Consejos para cocinar mas rápido y mejor

Como hay tantas marcas y estilos diferentes, si se decide a comprar una procesadora de alimentos, es conveniente que recuerde algunos puntos:

  1. Busque un modelo sólido y fuerte para que le dure más, y procure que sea fácil de ensamblar, con piezas que se fijen firmemente en su lugar.
  2. Una buena procesadora de alimentos no tiene que ser de gran tamaño ni de maneio complicado. Ocurre exactamente lo contrario: las más pequeñas y sencillas, con partes que se lavan fácilmente y se secan con rapidez, suelen ser las más prácticas para la mayoría de las casas.
  3. Observe que el tamaño del tazón o recipiente de las procesadoras varía de un modelo a otro. Aunque eso no tiene mayor importancia con respecto al funcionamiento del aparato, es importante que escoja un tamaño que se ajuste a sus necesidades.
  4. En algunos estilos, el tazón se coloca frente al motor y ambos se conectan mediante una pieza en forma de cinturón. En otros, el tazón se coloca sobre el motor y no necesita ninguna pieza especial que lo conecte. Los primeros modelos hacen más ruido, que los segundos, pero resultan en cambio más económicos.
  5. Antes de comprar una procesadora, examine cuántas piezas tiene. La mayoría de los modelos vienen con lo básico: cuchillas de metal y plásticas, discos para rallar, desmenuzar y cortar en rebanadas y rodajas.
  6. Por regla general, las piezas que no son imprescindibles (como el batidor o el extractor de jugo) se compran separadamente si se necesitan.

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Cocina
Ultima modificación: 06/22/2012