Cómo crear una empresa

Una empresa es cualquier actividad organizada en la que a partir de una inversión inicial se obtenga cierto margen de ganancia mediante la realización de la mercancía producida. Esta puede ser un artículo material determinado, sea elaborado directamente o comprado como mercancía mayorista para su venta al detalle, o también un servicio.

Pero no basta con tener claro el objeto social de la futura empresa, también habrá que averiguar las posibilidades de éxito a nuestro favor. Un estudio de mercado más o menos profundo, en función de la inversión a realizar y la mercancía a comercializar, será imprescindible.

Pocas empresas se yerguen sobre capital privado, por lo que la solicitud de un préstamo suele ser muy común. Para ello, el banco o fondo de inversiones le exigirá un estudio de factibilidad económica, con flujo de caja y tasa de retorno incluidos. Sobre esa base, entre otras averiguaciones, le prestarán o no el dinero para la inversión.

Por otro lado, la conformación de un personal mínimo de confianza resulta vital para iniciar las actividades. Hay diversas regulaciones sobre el mínimo de trabajadores a emplear según la categoría empresarial, pero no son extrañas las microempresas de menos de cinco empleados y hasta unipersonales.

Toda vez iniciada la actividad, habrá que tener en consideración que solo mediante un esfuerzo prolongado y paciente se logrará ir abriendo el camino del éxito, el cual ni siquiera así está garantizado. Una buena parte de todos los intentos empresariales terminan irremediablemente en fracaso.

 

 

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Empresas
Ultima modificación: 06/29/2012