Cómo realizar una planeación estratégica en tu empresa

Con independencia del tipo de actividad económica que realices (desde la venta de emparedados hasta la oferta de servicios especializados de alta tecnología), siempre deberás contar con una planeación estratégica de tu empresa.

Primero, sobre la base de tus ventas en los últimos tiempos, deberías prever el comportamiento de las mismas al menos para los próximos seis meses. Teniendo esa proyección indispensable, habrías sentado las bases de una planeación mínima.

Pero también deberías proyectar tus gastos y utilidades de la misma manera. De nada sirve vender si se deterioran los indicadores que te permiten obtener dividendos. Para ello, se supone que de alguna manera tengas registros de lo que gastas en materias primas, salarios, mantenimientos, impuestos, alquileres, servicios y todo coste que intervenga, directa o indirectamente, en tu proceso productivo.

Para comenzar, estos parámetros proyectados serán de gran utilidad, pues te permitirán valorar enseguida cualquier desviación desfavorable o no que puedan sufrir, pudiendo actuar para corregirlas o aprovecharlas según el caso.

Si lograras ampliar la previsión de las proyecciones de seis meses a dos años o más, el horizonte de tu planeación estratégica te permitiría evaluar posibilidades de inversión y otras operaciones más complejas, las cuales te pondrían en una mejor posición estratégica frente a la competencia.

Por lo general la planeación estratégica de una compañía la realizan técnicos especialistas, pero si se trata de una empresa pequeña o familiar, con un entrenamiento mínimo y la ayuda de algún software destinado a tal efecto, prácticamente cualquiera de sus dueños podría encargarse del asunto.

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Empresas
Ultima modificación: 06/27/2012