Cómo ahorrar en la compra del uniforme de colegio

En muchas ocasiones se hace difícil llegar a fin de mes, más aún en determinados meses como son la llegada del colegio cuando tenemos un hijo, y más aún si son varios los niños al cargo. Hay algún consejo a seguir para ahorrar en libros o material escolar, para hacer más llevadera esta temporada, pero si en algo se notan las dificultades económicas es en la adquisición de uniformes de colegio.

Cada mes de Septiembre nos vemos obligados a comprar una o varias unidades de estos uniformes, y si la suerte no está de nuestro lado también tendremos que comprarle al niño uno o dos chándales para gimnasia, que además seguramente acaben destrozados a final de curso.

El consejo básico pasa por la reutilización de los uniformes, es decir, por hacer que el hermano pequeño utilice el del hermano mayor hasta que ya esté demasiado viejo como para seguir usándolo. Además podemos tratar de remendar las roturas de estos uniformes con parches, estos pueden ser de dibujos animados por ejemplo, y sus amigos de clase en lugar de reírse del niño no pararán de reírse con él, ya que su uniforme será incluso más divertido que el que venden en la tienda.

También se están poniendo de moda, debido a la crisis económica, las tiendas de segunda mano que podrían ofrecernos ropa de este tipo. Se trata de tiendas en las que un antiguo alumno ha decidido depositar cierta ropa para que otro niño (normalmente de un curso más bajo, por el tamaño) la compre a un precio muy reducido y pueda así disfrutar de una prenda casi nueva pero a un precio mucho más asequible.

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Finanzas personales
Ultima modificación: 07/12/2012