Cómo ahorrar en una boda

Antes las bodas constituían una forma de ganar dinero para comenzar las andaduras de una nueva relación. La gente que acudía cubría con creces a base de regalos y efectivo los gastos que la propia boda ocasionaba, pero ahora mismo la realidad es otra. Son muchas las bodas que lejos de salir rentables a los novios y a sus familiares directos, constituyen una inversión difícil de cubrir a base de regalos de familiares y amigos, o al menos en efectivo, ya que se han puesto de moda las listas de boda en las cuales tanto familiares como amigos regalan objetos que pueden, o no, ser útiles a los novios.

Una forma de hacer más rentable una boda es disminuir los gastos, tanto el cubierto (el menú de los invitados) como los gastos diversos que origina.

Para esto podemos apuntar todo lo que tenemos previsto gastar en nuestra boda, habitualmente los principales gastos son la propia boda (la minuta del cura, por ejemplo), la comida, la barra libre (si la hubiera), el transporte hasta el restaurante de los invitados y los regalos de boda, es decir, los recordatorios que se les da a todos los invitados.

Además de estos, podemos encontrarnos con otros gastos como serían la despedida de soltero tanto del novio como de la novia, o el viaje de novios, que puede ser más o menos ambicioso según la capacidad económica de los mismos.

Si queremos ahorrar un poco podemos tratar de rebajar el precio de los recordatorios del enlace o de las propias invitaciones, o incluso suprimirlas y sustituirlas por un email o una llamada telefónica. También podemos procurar buscar un restaurante cerca de la iglesia y ahorrar así el transporte de todos los invitados, o pagarles un taxi solamente a las personas más mayores o con dificultades para caminar, evitando así que se lleven un mal recuerdo de la boda.

Para un ahorro aún mayor, podríamos eliminar la despedida de soltero o tratar de hacer el viaje de novios de forma más austera, escogiendo por ejemplo un destino nacional o al que se pueda llegar en autocar en lugar de utilizar el avión.

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Finanzas personales
Ultima modificación: 07/12/2012