Cómo cancelar una tarjeta de crédito

Sea el motivo que sea que te impulse a cancelar tus tarjetas de crédito actuales, como por ejemplo, haber encontrado un servicio con menores comisiones e intereses, lo importante para evitar problemas es realizar la cancelación de forma correcta.

En primer lugar, comprueba que no hay ningún cargo pendiente y que el saldo está a tu favor. Si intentas cancelar la tarjeta y aún debes abonar alguna cantidad, el banco podría aplicarte una subida del interés de la tarjeta hasta el máximo permitido para que debas abonar un dinero extra. Una vez que estés seguro de que no debes ninguna cantidad, deja de utilizarla y procede a cancelarla. Si mantienes la espiral de gastos, no podrás cancelarla.

Una vez que estés seguro de que el saldo está a cero y no debes ninguna cantidad, comunica verbalmente al banco tu intención de cancelar la tarjeta en cuestión. Es conveniente obtener algún certificado o extracto de forma previa para comprobar que estamos en lo cierto y evitar sorpresa.

Puedes optar por tres formas de cancelación. La más directa y segura consiste en acudir directamente a la oficina. También puedes optar por llamar por teléfono y, tras comprobar que efectivamente hablan con el titular de la tarjeta, procederán a la cancelación. La tercera de las posibilidades consiste en darla de baja mediante una carta certificada con acuse de recibo, donde debes expresar tu intención de cancelar la tarjeta, junto con tu nombre, dirección y número de tarjeta. Es conveniente adjuntar una copia del documento de identidad.

En el extracto mensual de la tarjeta debe aparecer reflejada la cancelación de la tarjeta, aunque como medida de seguridad podemos solicitar al banco un comprobante del cese efectivo de dicho producto.

 

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Finanzas personales
Ultima modificación: 12/21/2012