Cómo empezar en el mercado de valores

Aunque a muchos de nosotros oír hablar de la Bolsa nos causa una sensación de rechazo, probablemente esta impresión se basa en el desconocimiento de las grandes posibilidades de realizar importantes ganancias invirtiendo en los valores adecuados.

Dependiendo del dinero que estemos dispuestos a arriesgar y de nuestras ganas de involucrarnos en el juego de multiplicar los panes y los peces, podremos encontrar una forma adecuada para comenzar a generar beneficios. Sea como fuere, no invertir mucho dinero al principio de nuestra aventura es el mejor de los consejos que nos pueden dar. Hasta que no seamos capaces de controlar los indicadores más importantes, las jugadas de ventaja pasarán delante de nuestros ojos sin que seamos capaces de darnos cuenta. Así que, antes de sacudir nuestras carteras para mover nuestro dinero, debemos tener muy claro qué es una acción, cómo se desarrolla el mercado bursátil, cómo se pagan los dividendos y el tratamiento fiscal de los mismos.

El funcionamiento de la bolsa se rige por la forma de comprar y vender las acciones, así que hacernos asesorar por un buen broker en los primeros meses para ilustrarnos, aprender de su forma de tomar las decisiones y experimentar sin arriesgar dineros nos ayudarán a preparar nuestras estrategias. Para no gastar dinero de más, elige un buen asesor, pero asegúrate de que sus comisiones sean bajas.

En este como en otros negocios, la información es poder, pues hay algunas noticias que suponen sustanciosas revalorizaciones o la pérdida de mucho dinero: la inflación, las materias primas,… Hay que saber actuar con rapidez para aprovechar las subidas y bajadas.

Un buen curso de análisis bursátil es indispensable si deseamos dedicarnos profesionalmente para entender las implicaciones micro-económicas o las proyecciones de ganancias.

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Finanzas personales
Ultima modificación: 02/12/2013