Cómo recalcular la cuota de la hipoteca

Cuando nuestra hipoteca está sujeta a un tipo de interés variable, el momento en que se produce la revisión del nuevo tipo de interés determina cambios sustanciales en la economía familiar, pues las bajadas o subidas incrementan los gastos que debemos afrontar durante el período que tengamos pactado.

Para calcular el tipo de interés y su influencia en la cuota de nuestro préstamo hipotecario, podemos acudir a varias herramientas que se disponen de forma gratuita en muchos portales inmobliarios o bancarios de internet. Tanto para los que aún no han contratado un préstamo sujeto a una vivienda, o para los que están pensado en subrogar el que tienen en la actualidad, es vital conocer la posibilidad de optar a mejores condiciones si los diferenciales o los tipos son más bajos. Este hecho permite una reducción sustancial en el importe de las cuotas o un menor pago de intereses, lo que puede permitir reducir el plazo de pago

Es fundamental contar con una serie de datos para poder realizar el cálculo: el último recibo de la hipoteca antes de la revisión, donde se detalla el capital pendiente de la hipoteca después de pagar la última mensualidad; el tipo de interés que se nos va a aplicar, que es el resultado de sumar al referencial (euribor, irph o irs) el diferencial correspondiente; los años que nos quedan para completar el pago de la hipoteca.

Si tenemos pactado un euribor más un 1% de diferencial, deberemos sumar ambos tipos para calcular el porcentaje sobre el que se calculan los intereses. En el caso de que tengamos cláusulas como suelo hipotecario o demás, las sucesivas bajadas que se han experimentado en los últimos años no afectarán a la rebaja de las cuotas, que han quedado congeladas en un nivel máximo respecto a otros préstamos de condiciones similares.

 

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Finanzas personales
Ultima modificación: 01/14/2013